Skip to content

Auto del Juzgado de lo Mercantil núm. 3 de Barcelona, de 6 de mayo de 2009

JUZGADO MERCANTIL

NUMERO 3

BARCELONA

Procedimiento: Pieza Separada de Medidas Cautelares 218/2009

(Juicio Declarativo Ordinario 217/2009)

A U T O

En Barcelona, a seis de mayo de dos mil nueve

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Las presentes actuaciones se iniciaron a virtud de demanda presentada el 4 de marzo de 2009 por el Procurador de los Tribunales don NNN, en nombre y representación de la SOCIEDAD GENERAL DE AUTORES DE ESPAÑA (en adelante, SGAE), y dirigida contra Don XXX, en reclamación, básicamente, de la cesación de la realización de actos atentatorios contra el derecho de propiedad intelectual del que es titular la demandante, junto a la reclamación de indemnización de daños y perjuicios por la utilización ilegítima de una página web por la comercialización en línea de obras musicales, todo ello al amparo de lo dispuesto en el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, habiendo solicitado la actora, a través de Otrosí, la adopción inaudita parte de las medidas cautelares de (i) cesación provisional e inmediata de los servicios de comunicación pública y reproducción o suministro en línea – descarga – de obras musicales del repertorio de SGAE, ofrecidos por el demandado a través de la página web http://www.agujero.com, así como la prohibición de reanudarlas, en tanto no disponga de autorización de SGAE, (ii) intervención y depósito de los ingresos obtenidos por el demandado por la comercialización de la página web http://www.agujero.com y (iii) suspensión de los servicios prestados por la entidad de intermediación Agencia de Media Numérica España, S.L.U. al demandado respecto del sitio http://www.agujero.com.

SEGUNDO.- Recibida la demanda, se procedió a su admisión por Auto de 10 de marzo de 2009, abriéndose la oportuna pieza separada y dictándose el 24 de marzo de 2008 Auto en el se acordaba no haber lugar a adoptar inaudita parte la medida cautelar solicitada, por lo que las partes fueron citadas a la vista prevista en el Artículo 734 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, a la cual comparecieron ambas y en la que, tras la ratificación de la actora en su solicitud, la demandada se opuso por los argumentos que constan por escrito en autos, básicamente centrados en que la página web denunciado no realiza descargas musicales, sino que se compone de enlaces de acceso a otras páginas web.

Propuesta y practicada la prueba que las partes tuvieron por conveniente, según todo ello consta en el soporte audiovisual, se formularon las conclusiones y quedaron a continuación las actuaciones para dictar la resolución oportuna.

Por lo tanto, la presente resolución tiene por finalidad confirmar la resolución dictada en el Auto de 24 de marzo de 2008 o modificar la misma a la luz de lo acreditado en la vista.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Las medidas cautelares interesadas de cesación provisional e inmediata de los servicios de comunicación pública y reproducción o suministro en línea – descarga – de obras musicales del repertorio de SGAE, ofrecidos por el demandado a través de la página web http://www.agujero.com, así como la prohibición de reanudarlas, en tanto no disponga de autorización de SGAE, intervención y depósito de los ingresos obtenidos por el demandado por la comercialización de la página web http://www.agujero.com y suspensión de los servicios prestados por la entidad de intermediación Agencia de Media Numérica España, S.L.U. al demandado respecto del sitio http://www.agujero.com tienen como finalidad principal asegurar el resultado del procedimiento plenario iniciado por la actora, pues en el mismo las peticiones son, básicamente, las mismas que en el Otrosí del escrito de demanda en el que se solicita la adopción de medidas cautelares.

El demandado ha alegado que la página web denunciada por la actora no permite realizar descargas de música, sino que, por el contrario, permite el enlace con otras páginas web (por ejemplo, http://www.emule.com) en las cuales sí se da la posibilidad de la descarga y que únicamente contiene el archivo de diez (10) álbumes en una carpeta denominada copyleft, respecto de la cual el demandado tiene la autorización expresa de comunicación pública de esos artistas. Asimismo, señala que el demandado no percibe ingresos por el hecho de que el público entre en la página y enlace con otras páginas para bajar música, lo cual fue confirmado por el demandado en el interrogatorio.

Igualmente, el perito del demandado, que aportó informe, en el que se ratificó, también señaló que en la página web no había encontrado posibilidad alguna de descargar música. Respecto de todo ello, señala el demandado jurisprudencia reciente de la Audiencia Provincial de Navarra y de la Audiencia Provincial de Madrid, en cuyas sentencias se afirma que los enlaces no suponen infracción alguna de la propiedad intelectual, centrando, pues, la quaestio iuris en el concepto jurídico y la aplicación práctica del “enlace” en cuanto a la violación de los derechos de propiedad intelectual. Asimismo, en cuanto a la caución, el demandado señala que si bien se ofrece caución, la actora no establece ni fija los parámetros por los que se debe establecer la misma, dejando todo ello sometido a una inconcreción tal que no es posible admitir las medidas cautelares por ese defecto formal.

SEGUNDO.- Dando por reproducidos todos y cada uno de los fundamentos consignados en el Auto de 24 de marzo de 2008, quien resuelve considera que en el presente caso no se ha acreditado suficientemente por la actora el cumplimiento de los requisitos del Artículo 728 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que dispone que “sólo podrán acordarse medidas cautelares si quien las solicita justifica, que, en el caso de que se trate, podrían producirse durante la pendencia del proceso, de no adoptarse las medidas solicitadas, situaciones que impidieren o dificultaren la efectividad de la tutela que pudiere otorgarse en una eventual sentencia estimatoria. No se acordarán medidas cautelares cuando con ellas se pretenda alterar situaciones de hecho consentidas por el solicitante durante largo tiempo, salvo que éste justifique cumplidamente las razones por las cuales dichas medidas no se han solicitado hasta entonces. El solicitante de medidas cautelares también habrá de presentar los datos, argumentos y justificaciones documentales que conduzcan a fundar, por parte del tribunal, sin prejuzgar el fondo del asunto, un juicio provisional e indiciario favorable al fundamento de su pretensión. En defecto de justificación documental, el solicitante podrá ofrecerla por otros medios”.

Ni tampoco los previstos en el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual para poder apreciar la existencia de los requisitos necesarios y suficientes para la adopción de las medidas cautelares solicitadas.

En este caso, la actora no ha aportado más prueba documental que la que ya consta en autos y que aportó con su demanda, mientras que el demandado, con sus alegaciones, al menos ha logrado acreditar que no es posible apreciar cuando menos el periculum in mora necesario para adoptar las medidas, e incluso el fumus boni iuris, pues la cuestión sustantiva de fondo es una pura cuestión jurídica lo suficientemente controvertida para que la adopción de las medidas pueda suponer un irreparable perjuicio al demandado, el cual no podría volver, al menos de momento, a realizar su actividad y podría declararse la misma lícita en la sentencia que se dicte en el plenario, con el consiguiente perjuicio. Todo ello sin que lo anterior suponga prejuzgar la cuestión de fondo que se plantea.

Es por todo ello por lo que, si bien la actora ha aportado los documentos que acreditan la actividad del demandado, no obstante no ha acreditado suficientemente que dicha actividad suponga una violación de los derechos de propiedad intelectual de los autores que la actora representa y ello a pesar de que la mera actividad presuntamente violadora ya puede suponer un periculum in mora, según cierta jurisprudencia.

Teniendo en cuenta lo anterior, considera quien resuelve que no existen serias razones que justifiquen la adopción de las medidas cautelares solicitadas por la actora, a pesar de que las medidas cautelares se encuentran previstas tanto en la Ley de Enjuiciamiento Civil como en el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual.

No concurren, pues, los presupuestos para, conforme a lo previsto en el Artículo 735.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, acordar las medidas cautelares solicitadas por la actora.

Dado que no se admiten las medidas cautelares solicitadas, no cabe realizar pronunciamiento alguno sobre la necesidad de establecer caución para garantizar los posibles daños y perjuicios que se causen al demandado, según ordena el Artículo 728.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Sin perjuicio de lo anterior, y al amparo de lo dispuesto en el Artículo 736.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, la actora podrá reproducir la petición si cambian las circunstancias existentes a fecha de hoy.

TERCERO.- A pesar de la desestimación de la solicitud y de la petición del demandado de que se imponga a la actora la sanción prevista en el Artículo 247 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, quien resuelve considera que las dudas de hecho y de derecho que se suscitan y el hecho de que estemos en el inicio del procedimiento hacen que entienda razonable ni imponer las costas causadas a ninguna de las partes ni imponer sanción alguna a la actora, todo ello al amparo de lo establecido en el Artículo 736.1 en relación con el Artículo 394.1, ambos de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Vistos los Artículos citados y demás de pertinente y general aplicación

D I S P O N G O: Que, confirmando la resolución adoptada en el Auto de 24 de marzo de 2009, DEBO ACORDAR Y ACUERDO NO HABER LUGAR a adoptar las medidas cautelares de cesación provisional e inmediata de los servicios de comunicación pública y reproducción o suministro en línea – descarga – de obras musicales del repertorio de SGAE, ofrecidos por el demandado DON XXX a través de la página web http://www.agujero.com, así como la prohibición de reanudarlas, en tanto no disponga de autorización de SGAE, intervención y depósito de los ingresos obtenidos por el demandado por la comercialización de la página web http://www.agujero.com y suspensión de los servicios prestados por la entidad de intermediación Agencia de Media Numérica España, S.L.U. al demandado respecto del sitio http://www.agujero.com, medidas que no podrán llevarse a efecto, todo ello sin imposición de las costas causadas a la actora ni tampoco imposición de la sanción prevista en el Artículo 247 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Así lo dispone y firma el Ilmo. Sr. DON JUAN MANUEL DE CASTRO ARAGONES, Magistrado Juez de este Juzgado Mercantil número TRES de Barcelona, por este Auto que se notificará a las partes, haciéndoles saber que contra esta resolución, en cuanto supone la inadmisión de las medidas cautelares solicitadas, cabe recurso de apelación, al que se dará tramitación preferente, al amparo de lo dispuesto en el Artículo 736.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, de lo que doy fe.

%d bloggers like this: