Skip to content

Snippets de Google y derecho al honor

31 January 2014

En sentencia de 29 de enero de 2013, la Audiencia de Barcelona desestima una demanda contra Google por un snippet que lesionaba el derecho al honor del demandante.

El demandante comprobó en 2009 que al buscar su nombre en Google, uno de los primeros resultados era un enlace a una noticia publicada en el diario El País en noviembre de 1990, en la que se informaba de que una persona había sido detenida y puesta en libertad en relación con un fraude en el IVA y que otras tres prestaron declaración, entre ellos el demandante, que intervenía como abogado de una sociedad mercantil. Si bien la noticia era veraz, el extracto (snippet) que el buscador mostraba debajo del título que enlaza a la noticia daba a entender que era el propio demandante había sido detenido.

Tras varios requerimientos a Google, el afectado se dirigió a la AEPD, que dictó resolución ordenando al buscador adoptar las medidas necesarias para evitar la indexación, resolución que, junto con tantas otras referidas al derecho al olvido se halla recurrida ante la Audiencia Nacional y pendiente de resolución.

En marzo de 2012 el afectado interpuso finalmente una demanda por atentado contra el honor, ejercitando la acción prevista en la LO 1/82. En primera instancia la demanda fue desestimada (sentencia de 11 de abril de 2013, Juzgado de Primera Instancia núm. 31 de Barcelona), desestimación que ahora confirma la Audiencia Provincial. Tanto el Juzgado como la AP aprecian caducidad de la acción.

La discusión se centra, pues, en la determinación del momento en que empieza a correr el plazo de caducidad de cuatro años establecido en el art. 9.5 de la LO 1/82:

Las acciones de protección frente a las intromisiones ilegítimas caducarán transcurridos cuatro años desde que el legitimado pudo ejercitarlas.

La Audiencia rechaza que el supuesto analizado pueda equipararse al caso de la inclusión indebida en un registro de morosos, inclusión que se prolonga en el tiempo, y donde el TS (STS 29.04.2009) ha indicado que el plazo de caducidad no empieza a correr hasta que no se consuma la intromisión, esto es hasta el momento en que se constata judicialmente el carácter indebido de aquella inclusión. La AP sostiene que en el caso de autos la acción pudo ejercitarse desde el momento en que la noticia fue incluida en el buscador.

Teniendo en cuenta que las páginas de resultados de Google se generan de forma dinámica, el actor alega que cada vez que se realiza una búsqueda se produce una nueva edición o publicación del snippet difamatorio, y por tanto vuelve a empezar el cómputo de la caducidad, argumento que no acepta la AP por entender que de este modo nunca caducaría la acción.

La AP, igual que el Juzgado de instancia, sostiene que el inicio del cómputo debe situarse en el momento de la inserción de la noticia en el buscador. Se entiende que tal inserción se produjo el 15 de noviembre de 2007, puesto que es entonces cuando el diario pasó a estar disponible en la web, según se acreditó en primera instancia. De este modo, en el momento de interposición de la demanda (marzo de 2012) habían transcurrido ya los cuatro años de caducidad.

El tema que se plantea en este caso es sin duda interesante: el de la posible responsabilidad del buscador por la confección (automática) de los snippets. Sin embargo, al apreciar la caducidad de la acción, el tribunal no llega a analizar la cuestión de fondo.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: