Skip to content

Auto de sobreseimiento en el caso Naiadadonkey

16 September 2009

A través del sitio web del Bufet Almeida he tenido noticia del sobreseimiento libre del procedimiento penal seguido contra el administrador del sitio web de enlaces p2p www.naiadadonkey.com. Se trata del Auto del Juzgado de Instrucción núm. 3 de Alcoy, de 17 de junio de 2009, por el que se sobreseen de las diligencias previas incoadas en virtud de Auto de 23 de mayo de 2006.

El Auto de sobreseimiento, que ha sido recurrido por parte de las acusaciones, concluye que “los hechos investigados, atendiendo al actual marco legal, resultan atípicos”. De este modo sigue la doctrina de la Audiencia Provincial de Madrid (secc. 2ª), que en Auto de 11 de septiembre de 2008 confirmó el sobreseimiento de las actuaciones en el caso Sharemula.

En apoyo de esta conclusión la resolución cita extensamente la conocida Circular 1/2006, de la Fiscalía General del Estado, de 5 de mayo de 2006, sobre los delitos contra la propiedad intelectual e industrial tras la reforma de la Ley Orgánica 15/2003, que aborda el problema de la calificación jurídico penal del intercambio de archivos en redes p2p.

Dicha circular establece el criterio de que el ánimo de lucro exigido por el artículo 270.1 del Código Penal debe interpretarse como un ánimo de lucro comercial y no como la obtención de cualquier ventaja, utilidad o beneficio. Así, salvo prueba de un ánimo de lucro comercial, en la conducta consistente en intercambiar archivos en redes p2p faltaría el elemento subjetivo del tipo y por tanto no puede ser perseguida penalmente. Sin embargo, sostiene la Circular que dicha conducta sí es ilícita en el plano civil, puesto que constituye una infracción del derecho de comunicación pública: “Quienes colocan en un sitio de Internet una obra protegida sin la autorización de su titular o los usuarios de un sistema Peer to Peer de intercambio de archivos, realizan una conducta de comunicación pública no autorizada, e infringen el derecho exclusivo del titular; dicha infracción es susceptible de ser denunciada y reparada mediante el ejercicio de las correspondientes acciones de carácter civil, pero en principio, y salvo que por las circunstancias concurrentes se acredite lo contrario, no concurre en los mismos el elemento subjetivo del ánimo de lucro que exige el tipo penal.”

El auto argumenta que el sitio web no aloja los archivos que contienen las obras protegidas y que, por tanto, “se trata de una actividad de enlazar, esto es, de ofrecer el mero dato fáctico de un contenido que se halla en otro lugar de Internet. Todo ello –dice el auto– hace más que dudoso que dicha conducta integre la conducta típica del art. 270 G.P., pues si bien los actos de selección, ordenación e información de títulos facilitan la descarga, no pueden equipararse a ésta y serían expresión de una mera intermediación.”

Con ello descarta que en la actividad del imputado concurra el elemento objetivo del tipo (reproducir, plagiar, distribuir, o comunicar públicamente). Concretamente, al no alojar los contenidos enlazados, no hay puesta a disposición, y por tanto no se realiza comunicación pública. El auto afirma que la página “no pone a disposición del usuario películas ni es un medio para ello”, lo que quizás pueda resultar excesivo ya que es obvio que los enlaces facilitan la comunicación de los archivos enlazados.

En cuanto al elemento subjetivo del ánimo de lucro, el auto lo descarta también, ya que los ingresos obtenidos no se derivaban de modo directo de la provisión de los enlaces, sino de la publicidad incluida en la página. En este sentido el Auto se apoya en la interpretación estricta que de este requisito hace la Circular de la Fiscalía.

Además de justificar la falta de tipicidad penal de la conducta, el Auto invoca también la exclusión de responsabilidad prevista en el artículo 17 de la LSSICE para la actividad de provisión de enlaces aunque sin entrar a valorar si han concurrido los requisitos legales.

Se trata pues de una nueva resolución que se une a las múltiples ya dictadas en el mismo sentido en los procedimientos penales instados contra sitios web de enlaces.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: