Skip to content

Responsabilidad de los administradores de foros. El caso Mindoniense (sentencia de apelación)

25 July 2009

La Audiencia Provincial de Lugo, Secc. 1ª, en sentencia de 9 de julio de 2009 desestima el recurso del demandante y confirma la sentencia de primera instancia. Declara que administradores del foro mindoniense.com no incurrieron en responsabilidad por los comentarios lesivos contra el honor del demandante que dos usuarios publicaron en el foro. Un resumen de la sentencia de instancia puede verse en el post anterior.

La sala empieza aceptando los hechos declarados probados por la sentencia de instancia. No hay en ello nada de particular, pero no deja de llamar la atención que la sentencia de primera instancia incluyera entre los hechos probados la conclusión jurídica de que no se puede imputar responsabilidad alguna a los demandados. Parece difícil que la Audiencia pueda decidir sobre la responsabilidad de los codemandados si acepta como uno de los hechos probados que no se les puede «imputar responsabilidad alguna».

En los fundamentos de derecho, la Audiencia sostiene que «no puede aplicarse analógicamente al caso que nos ocupa el régimen jurídico de la prensa escrita» (FJ 1º). Aunque no parece advertirlo el tribunal, esta conclusión no es indispensable para determinar que los administradores del foro no responden por el contenido de los mensajes. Lo esencial es dilucidar si la regla de exclusión de responsabilidad del artículo 16 LSSICE es aplicable, y si se han cumplido los requisitos previstos en la misma. A estos efectos es irrelevante la aplicabilidad de la Ley de Prensa. Es una falsa disyuntiva, por tanto, la planteada ya en la sentencia de primera instancia, que fijaba como cuestión objeto de la controversia determinar si la ley aplicable es «o bien la Ley de Prensa e Imprenta o bien la LSSI». En efecto, el sistema de exclusiones de responsabilidad de la LSSICE está previsto precisamente para que el interesado no pueda ser declarado responsable cuando de acuerdo con la ley aplicable (cualquiera que sea) se le podría imputar responsabilidad.

Para afirmar aplicabilidad de las reglas de exclusión de responsabilidad de la LSSICE, la sentencia de instancia se contentó con determinar que el servicio prestado por los demandados constituía un “servicio de la sociedad de la información”, lo que ciertamente es insuficiente, puesto que es preciso, además, que ese servicio de la sociedad de la información sea un “un servicio de intermediación consistente en albergar datos proporcionados por el destinatario de este servicio”. La Audiencia parece consciente de esta falta de justificación en que incurre la sentencia apelada y para suplirla afirma positivamente que «[d]entro del alojamiento se contemplan no solo la actividad básica [de] los prestadores de hosting –alojamiento de sitios web, sino también comentarios de terceros en un blog, el de artículos en un wiki, o el de mensajes en un foro-, realizándose una función por los demandados subsumible en el supuesto contemplado en el art. 16 de la LSSI.» (FJ. 2º). Estas frases me suenan, y es que en efecto (¡ay!) la sentencia me cita. Entiendo que la cita se refiere a este trabajo. La posibilidad de subsumir el “alojamiento” de comentarios en el supuesto de hecho del art. 16 es una cuestión controvertida, pero entiendo que tiene apoyo en el tenor literal del artículo, aunque en su origen (en la Directiva) la norma estuviera pensando fundamentalmente en la actividad de alojamiento de sitios web.

En cuanto a la noción de “conocimiento efectivo”, la Audiencia, en línea con la sentencia de instancia, considera que lo dispuesto en el art. 16 no es una definición excluyente, sino una mera presunción de la existencia de conocimiento efectivo, que no impide apreciar dicho conocimiento por otros medios. Las resoluciones judiciales que se han enfrentado a esta cuestión ofrecen resultados dispares. Como indicaba en el post anterior pienso que es una lectura correcta, que permite evitar la contradicción con la Directiva que se seguiría de una interpretación cerrada o limitativa de los medios de adquisición del conocimiento efectivo.

Quizá valga la pena citar literalmente la declaración de la Sala, ya que es probablemente la manifestación más clara hasta la fecha de apoyo a la tesis “no limitativa”: «Dicho precepto [el art. 16 LSSICE] contiene una presunción, debiendo declararse probado dicho conocimiento efectivo a que se refiere el apartado a) “cuando un órgano competente haya declarado la ilicitud de los datos, ordenado su retirada…” etc y el prestador conociera la correspondiente resolución. Pero ello no impide a juicio de esta Sala que el conocimiento de la ilicitud pueda probarse de alguna otra forma, pues no estamos ante ninguna numeración taxativa, sino una presunción (resolución judicial conocida) “ad exemplum”, y que a “sensu contrario” no impediría probar el conocimiento efectivo por cualesquiera otro medio» (FJ. 2º).

Por último, al igual que sostuvo la sentencia de instancia, la Audiencia estima que los demandados no tuvieron conocimiento efectivo de que la información fuera ilícita, ya que la falsedad de las acusaciones vertidas en los comentarios no quedó acreditada hasta el momento del juicio.

UPDATE (27 jul).- Comentarios a la sentencia por Sergio Carrasco, Andy Ramos, y David Maeztu.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: